Skiing in Serfaus Skiing in Serfaus

Descubre la región de esquí de Arlberg

Lech, Zürs, Stuben, St. Christoph y St. Anton am Arlberg: la cuna del esquí alpino vuelve a marcar un hito en la historia del esquí.

88 telesquís y remontes, 305 km de descensos señalizados, 200 km de rutas por la nieve polvo en una extensión profundamente nevada. Números que hablan por sí solos. Estos números esbozan el tamaño y la anchura única que desde siempre se aprecia en Arlberg. La región de esquí n.º 1 de Austria, no solo fascina por sus dimensiones. Lo épico más bien combina con un entusiasmo generalizado y vibrante. El entusiasmo por los esquís en St. Anton, St. Christoph, Stuben, Zürs, Lech desde siempre lo han sido todo. Una devoción casi de culto para el esquí dio origen al mito de Arlberg. Hasta hoy, aquí nacen campeones. Hasta nada menos que 83 medallas han traído a casa los grandes del Ski-Club Arlberg en juegos olímpicos y campeonatos del mundo.

Toda la variedad del movimiento alpino

Pero incluso en Arlberg no siempre todo debe ser esquí o snowboard. Las oportunidades para disfrutar de la naturaleza de forma activa son múltiples. Como el senderismo invernal. Una extensa red de senderos incluye senderos alpinos, a los que se puede llegar cómoda y asequiblemente en teleférico con el billete Sonnenabo. No sería Arlberg si no existiese también un sendero alternativo “fuera de pista”. Con raquetas de nieve podrá recorrer bosques y montañas profundamente nevados. Ir solo o con guía depende de los conocimientos y del gusto de cada uno. Con 80 km de pistas de esquí de fondo y de tramos para skating, los esquiadores de estas disciplinas saben que están en buenas manos. Pistas de trineo, pistas de patinaje, pistas de curling bávaro o coches de caballos: entre la excelente diversión y el romanticismo clásico se puede disfrutar de toda la gama de actividades alpinas. Estimulantes opciones para cuidar de uno mismo, de wellness y fitness las encontrará también en ARLBERG-well.com, el centro deportivo arl.rock o en sport.park.lech.

 Cómo llegar: Es fácil llegar a la felicidad

Arlberg, durante siglos una región de puertos inaccesible, gracias al arte de ingeniería ejemplar y pionera es desde finales del siglo XIX de fácil acceso, en ferrocarril y en coche. Las autopistas del este y del oeste y las líneas de ferrocarril de las estaciones de St. Anton am Arlberg y Langen am Arlberg procuran una llegada relajada. El enlace ferroviario entre Zúrich y Viena hace ocho trayectos al día. Desde los aeropuertos cercanos de Innsbruck, Friedrichshafen, Zúrich y Múnich, el servicio de transporte llevará cómodamente a los huéspedes de todo el mundo hasta su destino vacacional en Arlberg.

Josef Mallaun
Michael Mueller Arlberg
Josef Mallaun