Hallstatt, Oberösterreich Hallstatt, Oberösterreich

Innsbruck

La capital de los Alpes

vacaciones en la nieve en la región Innsbruck

Un cuento de hadas de invierno

 

Innsbruck es una excelente destinación para unas vacaciones de invierno tanto para los amantes de la ciudad que disfrutan de su gran oferta cultural como para los esquiadores – las pistas de la montaña más cercana a la ciudad, el Patscherkofel y uno de los descensos con más desnivel de toda Europa, la Karrinne, son algunos de los puntos destacados de la oferta invernal para deportistas. Pero esto no es todo: los visitantes que buscan unas vacaciones de invierno tranquilas tienen en la capital de los Alpes un sinfín de posibilidades. A media hora en coche de la ciudad pueden disfrutar de románticos paseos por bosques nevados, practicar esquí de fondo en valles tranquilos o relajarse en un exclusivo spa – en la región Innsbruck los placeres urbanos, la diversión en las pistas y el descanso en la nieve se complementan a la perfección.

 

Excursiones por mágicos paisajes nevados

Los pulmones se llenan de aire puro mientras la nieve cruje bajo las botas de montaña. El sol convierte la nieve en un tapiz brillante y calienta la cara y el corazón. Y con un poco de suerte, se divisa algún ciervo o conejo entre los árboles de los bosques. Una excursión invernal por los alrededores de Innsbruck es una auténtica cura de salud para cuerpo y alma y si al final del paseo espera un acogedor refugio, la felicidad es completa. Por ejemplo: el romántico refugio Gleirschalm en el valle Sellraintal está a tan solo media hora de paseo a pie y fácilmente accesible desde la localidad de St. Sigmund, también con niños. Los deliciosos platos regionales seducen a niños y mayores por igual. Las vistas sobre el mundo alpino que rodea el refugio añaden aún más atractivo a esta excursión. La excursión a Rinner Alm es algo más exigente y larga. Hay que calcular una hora de camino a pie y con niños, algo más. El camino lleva desde la localidad de Rinn a este refugio auténtico a 1.400 metros de altitud. Para ambas excursiones se recomienda traerse un trineo para disfrutar de una bajada por la pista de trineo hasta el punto de salida. Hay excursiones que tienen el punto de salida en el centro de la ciudad y que llegan al refugio Umbrüggler Alm o al refugio Arzler Alm. Después de la subida con el funicular Hungerburgbahn queda un corto tramo de ascenso a pie antes de llegar a ambos refugios y disfrutar de sus excelentes ofertas gastronómicas y grandes vistas. Una excursión algo distinta se hace en compañía de animales, por ejemplo, en la localidad de Obsteig, en el altiplano de Mieming. Todos los viernes la granja Aschlandhof organiza visitas guiadas con lamas para familias. A los niños les encantan estos tranquilos animales y la excursión se convierte en toda una aventura para ellos.

 

Deslizarse tranquilamente o a gran velocidad sobre esquís estrechos

El esquí de fondo es una actividad deportiva que permite disfrutar del paisaje invernal lejos del ajetreo de las pistas de esquí alpino. El altiplano de Mieming ofrece 80 km de pistas preparadas y muchas horas de sol. La región olímpica de Seefeld atrae a los amantes del esquí de fondo con 256 km de pistas preparadas – pistas especiales para personas con minusvalía, dos pistas con iluminación nocturna y una pista para esquiadores nórdicos que van acompañados por sus perros. Con la tarjeta Welcome Card, los visitantes de la región Innsbruck tienen acceso gratuito a todas las pistas de esquí de fondo de la región olímpica de Seefeld. Las pistas de esquí de fondo de Kühtai, situadas a 2.000 metros de altitud, y las pistas de Lüsens y Praxmar en el valle Sellraintal, ofrecen excelentes condiciones de nieve para esquiadores nórdicos de todos los niveles y modalidades Todas las pistas de esquí de fondo están a una media hora en coche de Innsbruck. En invierno los los visitantes con Welcome Card pueden utilizar gratuitamente el esquí-bus para sus desplazamientos.

 

Sumergirse en el bienestar

Cuando el frío aprieta y la nieve no para de caer no hay nada mejor que sumergirse en las aguas templadas de una piscina y relajarse. En Innsbruck y sus alrededores hay numerosos hoteles que ofrecen programas de wellness para un relax total. El 5*-Alpenresort Schwarz en Mieming es uno de los hoteles wellness más exclusivos del país, con nueve piscinas al aire libre y cubiertas, numerosos tratamientos de spa y un gran espacio de sauna no deja nada que desear. El Biowellnesshotel Holzeiten en Obsteig ofrece un ambiente muy acogedor en un entorno que combina a la perfección el diseño moderno con elementos naturales. El Mooshaus en Kühtai recibe este invierno a sus clientes con una piscina más que espectacular: el nuevo Endless Sky Pool a 2.050 metros de altitud es el Infinity-Pool más alto de todo el espacio alpino. Las vistas hay que verlas para creérselas. El hotel Grauer Bär del centro de Innsbruck ofrece una experiencia única en un ambiente que combina sensaciones alpinas con sensaciones urbanas. El whirlpool exterior y la piscina cubierta panorámica permiten a la vez nadar y disfrutar unas vistas privilegiadas sobre los tejados de Innsbruck y las montañas que rodean la ciudad.

Más información:

Innsbruck Tourismus

Burggraben 3

A-6020 Innsbruck

T: +43 512 59850

www.innsbruck.info

office@innsbruck.info

 

Archivo de imágenes (para la libre utilización en su publicación):

http://www.innsbruckphoto.at/extern

 

 

Innsbruck

Christian Vorhofer
Edi Groeger